MEMORIA DEL PRIMER ENCUENTRO NACIONAL PARA LA PREVENCIÓN DE LA DISCRIMINACIÓN, RACISMO Y ACOSO Y/O VIOLENCIA ESCOLAR (BULLYING) EN EL ÁMBITO EDUCATIVO DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA

BREVE INTRODUCCIÓN

La Paz, 29 y 30 de julio de 2014

Es natural y hasta saludable que se genere conflicto en cualquier ambiente en el que haya interacción entre pares, más aún en lugares y en situaciones en las que se promueve el desarrollo individual y social. El conflicto, si es entre iguales, no hay desequilibrio de poderes, empieza y termina pronto, surge por una razón específica que puede o no resolverse. 

Empero, si el conflicto entre pares se desarrolla en el contexto del bullying, no es conveniente, porque afecta y vulnera los derechos y dignidad de las personas. En efecto, en el bullying, se elige una víctima al azar (por alguna razón o ninguna) y ésta es atacada sistemática y repetidamente por uno o varios agresores, con la intencionalidad explicita y planificada de hacer daño, lastimar y humillar; hay –y se cultiva– la desigualdad de poder: una víctima débil y uno o varios agresores más fuertes física, psicológica o socialmente; la agresión es sostenida, se repite a lo largo del tiempo y su meta es crear una la relación perversa de dominio-sumisión.

El bullying genera una forma de violencia relativamente nueva y de mucho poder, pues concentra la violencia verbal, psicológica y social, que lamentablemente es muy común hoy en día. Ese “mal social” toma cuerpo en la escuela, con el bullying y/o la violencia o acoso escolar.

Con el bullying, o violencia y/o acoso escolar se afecta la dignidad de los niños, niñas y adolescentes. El bullying se convierte en otro de los flagelos contra la humanidad (niñez y adolescencia).

 

  Descargar (433 Kb)